12.6.06

Baklava

Pensé que iba a ser más difícil hacer este postre típico de todo Oriente Medio, pero he tardado menos de lo que esperaba, no es nada complicado y, sobre todo, me he quedado absolutamente entusiasmada con la receta. Un sabor intenso a almendra, flor de azahar y miel, una experiencia culinaria que uno no se puede perder.
*****
Para la masa:
190 gr de harina de repostería
1 cucharada de azúcar glass
1 pizca de sal
75 gr de mantequilla fundida
1/2 clara de huevo
3 cl de agua de flor de azahar
Tamizar la harina con la sal y el azúcar. Hacer un volcán y añadir la mantequilla fundida y el agua del flor de azahar. Amasar. Dividir la masa en dos partes iguales. Estirar una parte muy finemente y cubrir con ella un molde de 20x25 cm, previamente forrado con papel vegetal. Estirar la segunda parte de la masa con las mismas dimensiones, ya que servirá para cubrir la tarta.
Para el relleno:
200 gr de almendras molidas
100 gr de azúcar glass
1 huevo
1 cucharada de agua de flor de azahar
3 cucharadas de sémola de trigo fina
3 cucharadas de mantequilla fundida
Mezclar todo los ingredientes (mejor en el mixer) hasta obtener una especie de crema. Con una espátula, extender la crema sobre la base de masa y tapar con la segunda hoja de masa.
Para pincelar:
1 yema de huevo
2 cucharadas de agua
Con esta mezcla, pincelar la superficie de la tarta y cocerla la horno a 170º unos 40 minutos, hasta que la superficie esté bien dorada. Dejar que se enfría un poco y cortar la tarta en rectángulos iguales, sin quitarla del molde. Separar ligeramente los trozos entre sí y preparar el jarabe.
Para el jarabe:
125 gr de azúcar glass
1 clavo
50 gr de miel líquida
el zumo de 1 limón
1 cucharada de agua de flor de azahar
Disolver el azúcar en el agua, añadir la miel y el clavo y llevar a ebullición. Dejar hervir 10 minutos. Retirar del fuego, añadir el zumo de limón y el agua del flor de azahar y verter este jarabe sobre la tarta. Dejar que se empape (el jarabe se tiene que absorber completamente) y que se enfríe por completo antes de servir (está mejor de un día para otro).
DE TODO CORAZÓN:
Se recomienda servir la baklava con una taza de té a la menta.
Hago mi propio azúcar glass moliendo azúcar normal blanquilla en el viejo molinillo de café.
¿Estás pensando en llevarte algo de aquí?
Antes deberías leer atentamente
esto

1 Comments:

Anonymous Iban said...

Yo ultimamente me estoy haciendo un gran fan de la baklava. Esta que pones no creo haberla probado, pero tiene buena pinta,...mmm, con el perfume del agua de azahar...que bueno. Con su tececito o cafecito :)

1:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Textos y fotos de La Zuccheriera, Biscotti y Panepizza son propiedad intelectual registrada. Está prohibida su reproducción, incluso parcial.